INTRODUCE TU PALABRA CLAVE

post

Dia internacional del sueño 15 de marzo

Dia internacional del sueño 15 de marzo

El sueño es una necesidad básica del organismo y su satisfacción nos permite la supervivencia. Todo lo que pasa en el cuerpo humano guarda un equilibrio, y si falla este equilibrio el organismo tratará por todos los medios de volver a recuperarlo. Gracias a los experimentos de privación de sueño se ha comprendido que cuando se elimina “completamente” la posibilidad de dormir en un organismo sobreviene la muerte. Cuando se le priva de sueño temporal o parcialmente, es decir no se le deja dormir un día, o no se le permite tener alguna fase concreta de sueño, en el organismo se produce en respuesta un aumento de la fase que se ha anulado y de la necesidad de sueño en los días posteriores a dicha privación. Esto viene a confirmar que el organismo tratará por todos los medios de conservar su equilibrio recuperando aquello de lo que se le ha privado.

Estos mismos estudios han servido para acercarnos a la comprensión de las funciones del sueño y de sus diferentes fases. Aunque estamos muy lejos de obtener respuestas claras respecto a este fenómeno, parece que el sueño no tendría una función relacionada con la reparación de tejidos corporales, conservación y recuperación de energía, mientras que durante el sueño se predominarían los procesos de reparación cerebral (reorganización neuronal, consolidación y almacenamiento de recuerdos relevantes y eliminación y olvido de los que no lo son). De este modo podríamos explicar que cuando un organismo está aprendiendo algo, aumente durante su sueño (p.ej. Los niños tienen mucho más que adultos y ancianos) y que, por otro lado, cuando está sometido a un fuerte desgaste físico aumente la fase (p. Ej. durante la práctica de ejercicio físico).


Una de las funciones más importantes del sueño es su contribución en la regulación de la temperatura corporal, funcionando como un termostato que mantiene la temperatura que el organismo necesita en cada momento en función de las actividades que se llevan a cabo en él para facilitar procesos metabólicos, hormonales, etc. Sin este importante termostato, el organismo moriría.

A medida que aumenta la supresión de sueño, vemos como se produce un claro deterioro en el funcionamiento diurno; se produce una disminución del rendimiento intelectual con dificultades de concentración y utilización de la memoria, así como de la capacidad de abstracción y razonamiento lógico. Disminuyen los reflejos produciendo un aumento del tiempo necesario para reaccionar a un estímulo, lo que puede favorecer el riesgo de accidentes de tráfico, domésticos y laborales. Aumenta la probabilidad de desarrollar trastornos psiquiátricos, ya que se producen alteraciones en el estado de ánimo aumentando los niveles de ansiedad e irritabilidad. La privación severa de sueño puede precipitar la aparición de alucinaciones (confundiendo imágenes resultantes de la imaginación con la realidad), alteraciones neurológicas y ataques epilépticos.

Que se busca con las actividades del día internacional del sueño, esto nos ayuda a tratar de comprender con más claridad los trastornos del sueño que son muchos y afectan la dinámica de los seres humanos, y vemos cómo y porque tenemos estos trastornos.

Así es, que como profesionales de la medicina debemos conocer estos ritmos circadianos de los seres humanos, disfrutemos y compartamos este día en beneficio y para mejoría de vida.

Messenger icon
Enviar Mensaje por Messenger App